viernes, 18 de marzo de 2011

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL B-LEARNING, E-LEARNING

Quería escribir en el blog del Máster alguna reflexión ahora que se  acaba la asignatura de “Gestores de aprendizaje y recursos tecnológicos”.  No estaba muy segura de qué decir, porque a veces tenemos tal marabunta de ideas en la cabeza que podrían salir a borbotones y producir en los demás una impresión equivocada o mal interpretada.  
En este caso, voy a hacer de abogado del diablo. He decidido el tema de mi reflexión después de llevar dos días intentando entrar a mi curso en Moodle; cuando ya pensaba que iba a tener que mandar el documento Word del tema 5 sin pantallazos; y cuando lo he consiguido, hoy después de muchos intentos.
 Todos los que estamos haciendo este máster  hemos entrado a formar parte del "aprendizaje combinado" o "blended learning". El blended learning, como ya sabemos, es la modalidad de enseñanza en la cual el tutor combina el rol tradicional o presencial con el rol a distancia o no-presencial. Por una parte, es indiscutible las ventajas que ello conlleva. La primera, y quizás más importante, es lo lejos que estamos todos -o por lo menos unos cuantos- de la Rioja; y sin embargo, podemos asistir a las clases de la UNIR.
Por otra parte, hemos conocido gestores de aprendizaje nuevos y hemos empezado a manejarlos, profundizando en aquellos que ya conocíamos. También hemos visto las redes sociales, aspecto en el que tengo que confesar que era una total analfabeta.
 Pero, recordemos, cada uno en relación con sus experiencias, que el “blended learning” no ha sido un camino de rosas en todos los casos, o mejor dicho, sí que lo ha sido, con sus cosas buenas y sus espinas.
Por ello, os propongo reflexionar sobre las ventajas y desventajas del aprendizaje  y en este punto voy a incorporar datos sacados de
 A continuación se mencionan algunas ventajas y desventajas de aplicar el aprendizaje Colaborativo:
Ventajas:
  • Aumentan el interés de los alumnos,
  • Promueve el pensamiento crítico,
  • Favorece la adquisición de destrezas sociales,
  • Promueve la comunicación, Promueve la coordinación, Promueve y favorece la interacción,
  • Mejora el logro académico,
  • Estimula el uso del lenguaje, Promueve el uso de la narrativa (historia)
  • Permite mejorar la autoestima, Permite desarrollar destrezas de autodescubrimiento
  • Sinergia en la ejecución de ciertas tareas,
  • Fuerza a los estudiantes a ser más explícitos con otros en sus: Intenciones, Metas, Planes y Entendimiento de la tarea
Desventajas:
  • Riesgo en primeras experiencias. Si los participantes (tanto alumnos como maestros) no han tenido experiencias previas de aprendizaje colaborativo, las primeras prácticas de AC con las que se encuentren, les pueden resultar difíciles, debido a la exigencia de romper con hábitos adquiridos durante años de trabajo individual y a la necesaria adquisición de nuevas técnicas de aprendizaje. De tal suerte que estas primeras iniciativas son críticas, ya que si el estudiante pasa por una mala experiencia (equipos de trabajo poco integrados, falta de coordinación, exclusión de participantes, mala planeación por parte del instructor, etc.), podría crearse una mala percepción sobre la naturaleza del aprendizaje colaborativo.
  • Curva de aprendizaje variable de aplicaciones colaborativas. Actualmente, muchas de las iniciativas de aprendizaje colaborativo requieren de una o varias herramientas informáticas (frecuentemente con capacidades de trabajo a distancia, ya sea síncrona o asíncronamente) para su implementación. Aunque la facilidad de uso suele ser un objetivo primario de las aplicaciones orientas al trabajo colaborativo, necesariamente existe una curva de aprendizaje por parte de los participantes, la cual es variable, y está en función del "conocimiento informático" previo. De manera que esta curva puede resultar muy pronunciada si el alumno no ha usado antes una computadora, o si la ha usado para tareas muy básicas. Tal factor debe ser tomado en cuenta por el instructor, de lo contrario, una práctica o ejercicio colaborativo bien intencionado podría no alcanzar los objetivos deseados (o desviarse de los planteados originalmente). Lo anterior también implica que una iniciativa que haya tenido éxito bajo ciertas circunstancias, podría no tenerlo en otras, menos favorables.
  • Cada actividad debe ser cuidadosamente planeada. En relación con el punto anterior, el instructor que pretenda implantar esquemas de aprendizaje colaborativo, debe ser muy cuidadoso al momento del diseño, ya que son muchos los factores a tomar en cuenta y que suelen ser pasados por alto. Aquí se indican algunas recomendaciones que pueden ayudar al momento de la planeación. a) Contar con un diagnóstico (cualitativo o cuantitativo) del "nivel informático" de los participantes. b) Documentar claramente los objetivos que se persiguen con la práctica colaborativa. c) Documentar claramente los criterios de evaluación de la práctica. d) Planear con detalle el tiempo estimado de duración de la práctica, reservando cierto tiempo para que los participantes aprendan a utilizar las herramientas informáticas utilizadas. e) Procurar que las herramientas de AC cuenten con facilidades de seguimiento y monitoreo de las actividades de todos los participantes, de tal manera que el instructor sea capaz de rastrear todo el trabajo realizado durante el tiempo que tomó la práctica.
  • Dependencia de la infraestructura computacional. Por otro lado, se parte del hecho de que la tecnología no es perfecta, sobre todo cuando hablamos de aplicaciones que trabajan sobre redes. En este sentido, se deben tomar en cuenta aspectos técnicos (generalmente no relacionados con el tema de aprendizaje) tales como la disponibilidad de acceso a Internet de los participantes, capacidad de procesamiento de servidores, ancho de banda, capacidad y disponibilidad de las computadoras de escritorio, disponibilidad del personal de soporte técnico de redes y sistemas operativos, entre otros. Por tanto, las iniciativas de AC tienen una estrecha dependencia de la infraestructura tecnológica.
  • Riesgo de una percepción de informalidad. Dado que el aprendizaje colaborativo tiene una fuerte dosis de "socialización" y a que son comunes los esquemas no presenciales, o asíncronos, el participante puede tener la percepción de que el trabajo no requiere de la participación y compromiso propios de una asignatura tradicional.
Para finalizar, diré que no soy una detractora de este tipo de aprendizaje; pero que últimamente se le está dando demasiado bombo y platillo y  no pienso que sea la panacea a todos los problemas de la Educación. Y el mayor problema que tenemos en muchos casos es la infraestructura. Las cosas no dependen siempre de nosotros. Todo lo podemos tener bien planeado; pero  a veces, cuando vamos al aula Althia con nuestros alumnos (estamos contentos porque la hemos pillado después de varios intentos para poder hacer esos ejercicios que vimos en Internet y que nos parecen geniales) llegamos y no funciona; o la página se satura y no pueden entrar la mitad de los alumnos; o cuando podemos entrar te empiezan a llamar unos y otros porque no saben cómo copiar el archivo que han generado o no saben hacer una búsqueda con los parámetros que les has dado…
Par mí, B_learning y E_learning sí, pero dónde, cuándo y como se debe;  no porque sea novedoso y si no lo aplicas ya estás obsoleta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada