domingo, 15 de enero de 2012

Spotify e IMSLP

 El uso de aplicaciones y herramientas web de temática musical es muy amplio y utilizado, pero lo cierto es que, en la inmensa mayoría de los casos, su utilización es lúdica. La gran cantidad de redes sociales de contenido musical y los sitios para compartir archivos de audio, vídeo o pdf, unido a la resolución de algunos de los conflictos de derechos de autor, han propiciado una serie de recursos de gran valía, tanto en el ámbito docente musical como en todas las actividades musicales en general. 
 Antes, la manera de poder escuchar y analizar las partituras en el aula en asignaturas como análisis musical, armonía, formas musicales o composición, no era otra que cargar con pesadísimos libros de partituras un día y otro, y transportar varias cajas de cd's para poder escuchar cada obra. Eso ya era incómodo de por sí, además de costoso pues, para evitar que cada profesor tuviera que llevar su material cada día, este material se compraba por el centro para que permaneciera en él. A esto hay que añadir que había que andar haciendo fotocopias para cada uno de los alumnos, a veces de obras que ocupaban un número importante de páginas.


 Por supuesto que se encontraban soluciones ingeniosas para facilitar el trabajo pero nada comparable con las nuevas herramientas que la red ofrece. Hay dos que yo uso a diario en mis clases y que no por ser simples y muy conocidas son menos interesantes. Me refiero a Spotify y a IMSLP. La primera cubre uno de los dos flancos esenciales en el manejo de material musical en el aula: la audición de partituras. En las clases lo necesario suele ser poder escuchar una obra o fragmento, y si es de diferentes versiones, mejor; se escucha siguiendo la partitura y se analiza. Por ello, una herramienta como Spotify, aún en su versión más básica gratuita, ofrece todo lo que se necesita para trabajar. En el caso de la música clásica es especialmente interesante porque podemos acceder a múltiples versiones de una misma obra, lo que proporciona una visión más crítica de lo que se escucha. Spotify es más que conocido por todos, por lo que no os aburriré hablando sobre esta aplicación y sus características.   



 IMSLP (International Music Score Library Project) no es en sí una aplicación sino una inmensa biblioteca musical que incluye partituras, audios, libros, una revista/blog musical y una serie de foros que lo convierten en un  recurso inigualable en contenidos de música "clásica". La sección de biblioteca (Petrucci Music Library) tiene una estructura wiki y se alimenta de las aportaciones de sus usuarios. Puede usarse con la tranquilidad de que casi todas son "public domain", lo que hace sin embargo que los compositores más recientes no estén presentes, al estar muchos sujetos aún a los derechos de autor; de lo contrario IMSLP sería perfecta. Por sacarle otro defecto, las ediciones de las obras a veces no son precisamente las mejores, al estar también muchas de ellas sujetas a los derechos de las editoriales. Por lo demás, es un verdadero tesoro para la docencia musical y para el músico en general, al disponer de casi toda la historia de la composición musical clásica en pdf al toque de un "clic". No más fotocopias; un archivo y listo!



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario